Archivos Mensuales: junio 2011

Luces, Cámara, Acción

¿ Has pensado en la sensación fuertemente excitante que puede producir en ti verte con tu pareja haciendo el amor? Dile a tu esposo, tu novio o tu amante que quieres hacer un video juntos, dile que quieres ver desde diferentes ángulos todas las cosas deliciosas que ocurren en la cama.  Ten por seguro que estará de acuerdo y encantado con la iniciativa, es su oportunidad para ser creativos, atrevidos y hacer algo novedoso.

Grabar tu propio vídeo íntimo es toda una aventura a la vez que es muy divertido.  Si te decides a hacerlo con tu pareja, primero debes preparar el entorno de cómo y dónde lo vas a hacer, presta atención a los detalles, algo fuera de orden en la habitación, o algo inusual en el aspecto de ustedes le quitará sensualidad a la grabación.  Definan un pequeño y corto guión de lo que quieren hacer, tomen posiciones y hagan pequeños ensayos antes de grabar tomas largas.  Dejen que fluya su imaginación de cineastas aficionados y cooperen para lograr buenos resultados.  Alterna con tu pareja los papeles actor y camarógrafo y que cada uno tenga la oportunidad de elegir los planos que le resulten más excitantes. Graba todo su cuerpo, sus manos tocándote, el juego sexual previo, registra en primer plano su excitación, no te apresures a la penetración.  Cuando seas tú la estrella no te inhibas, actúa de forma sexy y desenvuelta, imagina que eres toda una actriz porno y haz todas las locuras que quieras para él.  Cuando deseen grabarse juntos, calculen bien el ángulo de la cámara y pongan la misma en un lugar estratégico con la ayuda de un trípode, no hace falta que graben todo de una misma forma, pueden grabar diversos momentos e intentar diferentes posiciones por varios minutos moviendo la cámara para captar las mejores tomas.  No se extiendan demasiado con los planos, mas vale que sean tomas cortas pero dinámicas, excitantes, que haya acción, nada de largas escenas sin que pase nada.

Dependiendo de gusto que vayan adquiriendo por esta actividad, pueden tomarlo con más seriedad y volverse semi-profesionales al utilizar equipos de iluminación, micrófonos y varias cámaras para captar diferentes ángulos.  Pueden usar también algún software de edición de vídeo para preparar sus propios materiales caseros que pueden disfrutar juntos una y otra vez.  Pueden aprender de pequeños errores en la grabación y mejorar cada vez más la calidad de sus producciones.

Cuando el vídeo esté finalizado mírenlo juntos, no piensen en superficialidades como si salen bien o si sus cuerpos son estilizados.  No piensen en que debe verse igual que una película Porno.  Pregúntense, ¿Es lo que queríamos lograr?, ¿Nos ha servido para mejorar nuestra sexualidad?, ¿Lo volveremos a hacer?, ¿Cuándo?, ¿Dónde?, ¿Cómo?.  Las respuestas son muy variadas y todo depende de hasta donde quieran llegar con esta aventura.  Intenten cosas distintas cada vez, un baile erótico, un desfile de lencería, hacerlo en la cocina, etc., ustedes son los directores.  Por seguridad luego de ver sus vídeos deberían borrar completamente todo rastro de ellos, pero si deciden conservarlos como algo personal, deben protegerlos debidamente con contraseñas de seguridad.

Disfruten y Diviértanse 😉

Anuncios

Concéntrate en Él

La vía más directa y efectiva para encender la libido masculina es centrar tu atención en ellos, para volver loco a un hombre en la cama y hacerlo adicto a ti, el mejor consejo es: “Concéntrate en Él” y deja que él haga lo mismo contigo.

Deja a un lado los problemas que tuviste en la oficina con tu jefe, las dificultades domestica, el estrés y todo lo que tienes que hacer la mañana siguiente. Mira a tu pareja como si cada día lo descubrieras nuevamente, no dejes que la fuerza de la costumbre te impida buscar nuevas y mejores formas creativas de estar y disfrutar con él.  Admira sus firmes caderas, su fuerte pecho, su graciosa barriguita, su trasero redondo y deléitate con el hermoso miembro de tu hombre.  Haz que se sienta atractivo y el mejor amante que pueda existir, a los hombres les encanta saber que son capaces de complacerte y de que pierdas de vista al mundo por ellos.

Déjate llevar y hazle sentir que eres su esclava pasional que se extasía complaciéndolo sexualmente.  Ni el más minucioso esfuerzo por aplicar cada truco que conozcas lo enloquecerá tanto como hacerlo sentir el hombre mas deseado del mundo.  Es tu hombre, tu lo has elegido, te trata como a una reina y se lo merece.

Cuestión de Actitud

Como te sientes es como te ves, puedes tener la mejor figura del mundo y conocer las armas de seducción mas originales y secretas, pero si no tienes confianza en ti misma, estas perdida.  Convéncete! Cuanto más segura te sientes de ti misma mas disfrutarás de tu relación, no estarás pendiente de esconder esas imperfecciones de tu cuerpo y recibirás satisfacción de forma directamente proporcional a tu actitud.

Nada es más cautivador y provocativo que una mujer segura, capaz de sostener una mirada, de sonreír abiertamente, de comportarse con naturalidad  y proyectar confianza en si misma. Cultiva en tu mente una actitud positiva, mantén un sentimiento auto confianza, siéntete atractiva y provocativa en tu interior y te transformaras en una mujer increíblemente sexy.

Olvídate de las libras de mas que hay en tus caderas o abdomen o de la talla de sujetador que te gustaría tener, siéntete orgullosa de lo que puedas sentir y hacer sentir a tu pareja, aunque tal vez no seas perfecta  (y ni falta que te hace), él te ha escogido a ti y no a otra, esa es tu fortaleza.  Si sabes como seducirlo, cada centímetro de tu cuerpo y de tu mente conforman una mujer única, completa, sexy.  Si tu confías en que puedes hacer realidad las fantasías de tu hombre, el también confiará en ti y será recíproco contigo al sentirse también seguro de que puede satisfacerte en todos tus deseos.

Canaliza tu seguridad y tu actitud para brillar y poner en práctica toda tu creatividad sexual.  Cuida tu aspecto, luce siempre impecable, usa ropa sexy y atrevida cada vez que la ocasión lo amerite.  Los hombres perciben esa auto confianza en nosotras, son las vibraciones producto de una actitud sexy lo que nos hace tan irresistibles.  Sentirte seductora y cautivadora está en tu mente, para ser bella y deseada solo hay que estar segura de ello.

Tu Placer es Su Placer

No olvides que el buen y verdadero sexo, implica el goce compartido en pareja. Para enloquecer a un hombre en la cama no es suficiente con satisfacerlo sexualmente, es igualmente necesario que vea y sienta que tú disfrutas con él y que puedes enloquecer de placer cuando el sexo es realmente bueno.

Nada resulta más provocativo para un hombre que ver a su amante rindiéndose ante el juego de seducción. Haz que sea en la causa de tu locura y que sea testigo de ver como gozas cada minuto con él. Una mujer ardiente, que se sabe amar, jamás se limita solo a complacer a su pareja y hacerlo llegar al orgasmo, también lo vive y lo comparte, es capaz de sentir el placer del otro como propio y aprovecharlo para gozar más, tocando su fibra más sensible.  Exprésate, gime, acaríciate, grita, que él sepa lo excitada y caliente que estás, que él sienta más placer al saber lo que provoca en ti.

Esos jadeos, miradas, gemidos, los movimientos de tu cuerpo y otras señales de goce son para él, constituyen detonadores de excitación pero ante todo son señales de aprobación y de entrega. Demuestra que así como sabes ofrecerle los placeres del amor, también sabes recibirlos y disfrutarlos. Verte gozar no solo será para él una experiencia de lo más sensual, sino también una razón para desearte más.

Alfonso y Sofía

Eran una pareja que pensaban que habían experimentado todo en materia de sexo, desde su juventud mantenían una relación muy madura y centrada, y ahora, casi bordeando los 40, formaban un hogar estable.  Para ellos una de las claves de esa estabilidad era la comunicación, el respeto y la intensa y abierta relación que tenían íntimamente como pareja, sexualmente eran muy activos, y al cerrar la puerta de su habitación se convertían en dos amantes desenfrenados dispuestos a complacerse mutuamente de todas las formas posibles y a disfrutar del sexo juntos sin inhibiciones.

Un día deciden que sería buena idea mostrar un poco de su intimidad en la Internet, habían visto que otras parejas de todas partes del mundo lo hacen así que se registran en un conocido portal web para swingers.  Los comentarios positivos y felicitaciones de otras parejas no se hacían esperar y eso provocaba que su deseo sexual se dispare aún más.  Un día uno de esos comentarios venía de otra pareja de su misma cuidad a quienes les habían gustado las fotos publicadas, mencionaban que tampoco tenían mucha experiencia como swingers y los invitaban a conocerse mejor.  Ellos, con el debido recelo, accedieron, ya que también consideraban muy buenas sus fotografías y parecía que sus admiradores eran también una pareja que compartía su misma forma de pensar.

Al principio, la amistad se limitaba a intercambiar correos y fotografías privadas.  Entre ellos pedían que la otra pareja hicieran algo original en materia de sexo y se complacían, las peticiones iban y venían y cada vez había más confianza entre todos.  No tardaron en sugerir que debían conocerse en persona y formalizar su relación como amigos la cual había surgido de una forma tan peculiar.

Se citaron en un bar de la localidad, la primera reunión no fue lo que ellos esperaron, un poco fríos, apáticos, y hasta nerviosos, no estuvieron ahí ni una hora y se despidieron.  Parece que eran amigos que tenían química solo en Internet ya que las fotos y videos siguieron yendo y viniendo después de ese primer encuentro.  Decidieron darse una segunda oportunidad la cual fue definitivamente mejor que la primera, inclusive dejando abierta la posibilidad de reunirse en privado.  Las dos parejas se siguieron viendo con relativa frecuencia siempre en lugares públicos hasta que un día, en vez de despedirse e irse cada uno a sus hogares, decidieron continuar la reunión en un motel.

Ya en el lugar los nervios se volvieron a apoderar de ambas parejas, pero poco a poco todos se sintieron más relajados y trataron de disfrutar el resto de la velada.  Ambas parejas eran maduras y sabían lo que querían, una cosa era el intercambio de material sexual por Internet otra era vivir en persona la experiencia de ver y ser vistos.  El apoyo mutuo entre los esposos fue fundamental para vencer los miedos y prejuicios y poco a poco las dos parejas se veían en una situación de sexo en grupo que la encontraron muy estimulante y enriquecedora.  Si bien en este primer contacto sexual solo hubo sexo entre las parejas, el morbo de sentirse en la misma habitación con otros amantes los hizo disfrutar del sexo en una forma distinta y así mismo fortalecer su relación como cónyuges al vencer miedos y prejuicios.

Luego de ese encuentro, y a pesar de que para todos la experiencia fue muy positiva, las dos parejas nunca más se volvieron a ver y nunca más toparon el tema ni siquiera en la Internet.  Alfonso y Sofía comprendieron que el sexo en grupo es una decisión que se toma y se disfruta en pareja y lo que habían vivido ese día había sido suficiente para ellos, por lo menos, hasta ese momento.

La Mente, tu Principal Zona Erógena

El sexo está en la mente, si sabes jugar con tu mente podrás hacer maravillas, dar y recibir tanto placer como quieras. Para que tu mente no te juegue malas pasadas con actitudes represivas aprendidas en tu entorno, tienes que tener en cuenta que todo lo que puedas hacer en materia de sexo esta bien, siempre y cuando lo hagas concienzudamente, tienes derecho a disfrutar de tu cuerpo y del cuerpo de tu compañero, y hacerlo con libertad.  Además de ser una experiencia muy satisfactoria, es también muy enriquecedora. Tener la mente abierta te hace más feliz, mas libre, más curiosa, mas humana.

La mente es el arma perfecta para prepararte y tener buena disposición para el sexo. Si sabe que lo deseas, sea porque lo note o porque tu se lo digas abiertamente, él te deseara con mas intensidad.  No hay nada que estimule más a los hombres que una mujer que disfruta del sexo con ellos.

Estimula tu imaginación erótica y fantasea sobre el sexo para aumentar la energía sexual y tu poder de seducción. Cuanto más pienses en el sexo, mas te apetecerá.  Durante el día los hombres tienen muchísimos pensamientos sexuales causados por varios estímulos, tentadoras caderas, voluptuosos pechos, una revista, el Internet, o simplemente por que sí.  Aprende tú también a pensar de forma atrevida, llena tu mente de pensamientos estimulantes y serás la mujer más provocativa del mundo.

Ejercitar tus buenos pensamientos es fácil y divertido, basta con captar el detalle sexual en las situaciones, hay varias formas de hacerlo. Puedes evocar alguna fantasía sexual mientras andas por la calle, imagina que un hombre maravilloso te hace el amor o que te sientes la mujer mas sexy y hermosa del planeta, en realidad lo eres.  Mira a los ojos a los hombres que vayas encontrando en el camino, sedúcelos, conquístalos, encontraran irresistible tu mirada. Ten pensamientos sexuales positivos, sus labios deslizándose sobre tu cuerpo, sus fuertes manos quitándote la ropa, tus manos tocando esa parte del cuerpo de ellos que te enloquece, siente una pijama de seda acariciando tu cuerpo desnudo, piensa en el sexo como en una habilidad, cuanto más ejercites, tanto en la práctica como en tu mente, más lo disfrutarás.

Lee, aprende e instrúyete, hay muchísimas publicaciones escritas, películas y documentales que son la puerta de entrada a un mundo que no conocías.   La Internet también es una excelente fuente de información gratuita y valiosa.  Piensa en situaciones o momentos excitantes, pon a volar tu imaginación mientras sientes tu propio cuerpo y te acaricias. Piensa que eres una mujer irresistible y lo serás. Desea sexo, fantaséalo, imagínatelo, vívelo, no puedes desarrollar una sexualidad saludable, intensa y duradera con tu pareja si primero no te has descubierto a ti misma como el volcán sexual que eres.  Está dentro de ti, déjalo salir.

Ver, Tocar y Fantasear

Los amantes alimentan su libido idealizando ciertas partes del cuerpo de su pareja. Durante el juego erótico le dedican un tiempo especial a acariciar y besar con esmero esa parte predilecta, un momento que resulta especialmente estimulante para ellos y sus compañeros sexuales.

En los medios sociales cuando se habla de sexo, es muy frecuente el juego en forma de encuesta en el que se pregunta a las personas que es lo primero que les llama la atención cuando miran a un hombre o a una mujer. La intención de la pregunta es averiguar que parte de la persona despierta en ella un mayor deseo sexual. Las repuestas de los hombres, casi van orientadas a destacar unos senos voluptuosos, un lindo trasero y unas piernas gruesas. En las mujeres, un trasero firme, un torso fuerte, hombros gruesos, pectorales y abdominales bien formados son las respuestas más comunes.  En lo personal mi novio reúne muchas cualidades que logran en mi ese efecto de seducción que busco antes de hacer el amor.  Acariciar su cabello, besar sus nalgas y su pecho, me resulta satisfactoriamente estimulante.

Una de las prácticas sexuales más comunes en la idealización de ciertas partes corporales es la posición en la que el hombre utiliza los senos de la mujer para masturbarse, posición netamente estimulante y placentera que requiere de parte de ella grandes senos que cobijen completamente al miembro viril.  Otra práctica menos común es utilizar los pies de la mujer para dar un delicioso masaje en el pene de su pareja, y con una buena técnica ella puede masturbarlo de una forma muy original

En las librerías y en Internet no es difícil conseguir revistas, libros y portales dedicadas solo a “chicas con grandes pechos”, “los mejores culos masculinos”, etc.  Esa fijación sobre una parte determinada del cuerpo, que aparece como un requisito importante a la hora de buscar amante, es un comportamiento muy frecuente.  En general, todos nos hemos sentido alguna vez atraídos por una determinada parte del cuerpo, inclusive las no tradicionales, como el cabello, las manos, los pies, etc.  Estas preferencias son muchas veces detonantes del libido, y a pesar de que se trata de un mecanismo absolutamente natural e inconsciente de atracción, no deben convertirse en una obsesión que quite brillo otros aspectos importantes que deben existir en el deseo sexual en la pareja.

La barcaza en la playa

Atuendos que Estimulan el Placer

Los fetiches dependen de cada persona y la lista puede ser muy extensa, sin embargo existe una serie de objetos que son los mas comunes entre las personas. En algunos casos no es ni siquiera el objeto como tal, sino el material del que esta compuesto lo que genera una atracción irrenunciable. Intervienen para su preferencia los sentidos del tacto y del olfato, ya que la excitación se eleva al acariciar una textura determinada o apreciar su aroma característico.

Los zapatos de tacón de aguja están asociados con una imagen tradicional del erotismo sofisticado, no obstante, los zapatos resultan en general un objeto fetichista muy común. Se dice que la atracción por los zapatos tiene antecedentes en la más temprana edad: los niños, cuando gatean, tienen fijados los zapatos de la madre o del padre, los levantan del suelo o juegan con ellos. El zapato, entonces aparece como un elemento vinculado al cuidado y protección. Más tarde, cuando reaparecen esas sensaciones en el adulto, el calzado fetiche puede ser de cualquier forma, color o acercarse a aquel recuerdo que se guarda en el inconsciente.

La indumentaria o los elementos de látex o goma suelen ser muy sugestivos, tienden a asociarse a sensaciones táctiles u olfativas que han quedado registradas y que reaccionan cuando ese estimulo reaparece. Quienes disfrutan con estos materiales, suelen vestir ropa interior, camisetas, pantalones, faldas, vestido, etc., o si el juego tiene otras connotaciones, también se incluyen máscaras y artículos de tendencia más sado masoquista como látigos.

Algo similar ocurre con las pieles y el cuero, materiales que se encuentran en el ranking de preferidos por muchos amantes del fetichismo. El deseo por palpar las pieles se asocia al cosquilleo agradable que produce acariciar o frotar algunos animales domésticos, los abrigos de piel, las mascotas, los peluches o también las sillas o sofás de terciopelo. Trasladado el juego al terreno sexual, se utilizan boas de plumas, por ejemplo para lograr una suave y deliciosa estimulación al rozar la piel.

Pero entre todos los objetos generadores de deseo, probablemente la ropa interior sea la más popular, sensual, elegante y sofisticada y la que tiene mayores variantes. Ver al amante en fina ropa interior, con clase, sugestiva, con determinadas formas y colores, resulta un estimulo tan frecuente, que podría decirse que la lencería femenina y la ropa interior masculina han pasado la barrera de lo inconfesable para mostrarse como un reclamo vivo. Un ejemplo es la moda de las chicas y los chicos que hacen asomar partes de sus bragas, tangas y boxers por encima de los pantalones o mini faldas. Independientemente del grado de inocencia de esa acción, existe un juego sexual implícito. La mirada furtiva de la prenda estimulante y el fetiche que esta representa. Algo parecido ocurre con los escotes profundos de blusas o camisetas de telas ligeras y semitransparentes. No solo resultan estimulantes la anatomía que resalta debajo la ropa, sino también la tela y la calidad de determinadas prendas.

El fetichismo enriquece la sexualidad y es parte del juego de seducción. Cuando una mujer compra ropa interior sexy, un babydoll o medias de seda con ligas, es por sabe que a su compañero sexual le va a encantar. Y cuando él usa boxers que marcan su miembro viril, o camisetas ajustadas que destacan su torso varonil, es porque sabe también el deseo que en su pareja despertará.

Juegos para Adultos sin Prejuicios

Los juegos lúdicos entre adultos, durante o luego de una reunión social, son una parte importante de la interrelación entre los participantes y una buena forma de romper el hielo entre ellos.  En algunos casos, y por la naturaleza de algunos juegos, estos despiertan más de una mirada seductora y son una buena forma de generar deseo.  Lo que empieza como un simple e inocente juego de penalidades, puede convertirse en una inolvidable aventura sexual.

Algunos de esos juegos ya vienen preparados, por ejemplo tableros que tienen en su recorrido casillas con instrucciones sexuales específicas para quienes caigan en ellas o mazos de naipes adaptados con figuras que representan posturas o actividades sexuales que hay que cumplir durante el juego.  Las cartas, tanto las españolas como las francesas, siempre han sido un símbolo de azar que podría combinarse con penitencias sexuales, sumando adrenalina y morbo a una situación que acabara, con mucha probabilidad, de forma apasionadamente.

De todos los juegos, mi favorito es el strip póker, un clásico con múltiples variantes.  El juego consiste en que cada participante se turna para ser repartidor, su turno es obligatorio y debe tomar una medida de licor o colocar una prenda de vestir en el centro de la mesa.  Las apuestas se hacen con prendas de vestir, propias o ajenas, y el ganador se las lleva todas. El juego se puede volver más atractivo si el ganador le pone precio a las prendas ganadas, como por ejemplo un beso en determinada parte del cuerpo o un baile erótico a cambio de devolver a su dueño una de sus prendas.

En los sex shops y en Internet se pueden comprar juegos de cartas con imágenes sexuales en cuyas caras aparecen palabras insinuantes, como tocar, besar, gemido, senos, genitales, etc. También existen juegos de ruleta que en lugar de números tienen instrucciones para realizar prácticas sexuales.

Los juegos hacen que alguien descubra un modo de diversión distinto y logran que esa persona reciba un impulso para participar en una relación sexual en grupo.  Como siempre la decisión de hasta donde llegar en el juego depende del estado de ánimo y la madurez de los jugadores. Siempre hay a la mano juegos sexuales muy originales, cuyo mayor premio es hacer realidad las fantasías sexuales de sus participantes.