Archivos Mensuales: julio 2011

La Práctica Hace al Maestro

La Práctica Hace al MaestroEl buen sexo no llega solo, necesita información, práctica y disposición de los amantes de dar y recibir placer en un entorno gobernado por los sentimientos. La verdadera sexualidad se construye poco a poco, mejora con los años y la creatividad evitar caer en la monotonía o la rutina.  Hay que saber usar, mantener y dosificar los ingredientes que posees y que pueden hacer que el sexo esté bien y sea sensacional.  Tu cuerpo es una herramienta mágica que, si le das los cuidados adecuados y sigues reglas básicas y constantes de estimulación, estará preparado para disfrutar junto al de tu pareja muchas horas de gratificante sexo.

No todos los momentos sexuales tienen que ser previamente planificados, la mayoría de parejas coincide que el mejor sexo entre ellos lo han vivido en momentos de clara espontaneidad y hasta situaciones cargadas de adrenalina.  Hacerlo a escondidas frente a otras personas, en el interior del vehículo o en el baño de un centro comercial son algunos ejemplos de esos momentos de locura en que las parejas dan rienda suelta a su poder de atracción natural y a su deseo incontrolable de poseerse.

El sexo precisa improvisaciones y no todo puede prepararse con antelación, se trata de tener conciencia del valioso instrumento que es tu cuerpo y aprovechar las oportunidades que tienes de exteriorizarlo.  Ritos como la exploración, la contemplación de tus zonas íntimas y la masturbación te ayudan a identificar las caricias, ritmos y sensaciones que más te excitan. Los masajes, la relajación, el cuidado corporal y el ejercicio físico alimentan tu autoestima haciendo que te sientas más sexy y bella.  Conócete y cuídate, te sentirás mas segura y mejorará tu espontaneidad, tu sensualidad se desarrollará y las posibilidades de enloquecer a tu hombre en la cama se multiplicarán.

Aprende, estudia, lee e investiga.  Si te tomas tiempo y trabajo en preparar tu cuerpo y tu mente para el sexo, seguro que cuando llegue el momento de hacerle el amor a ese hombre que tanto deseas verás el fruto de todo tu esfuerzo realizado, procuraras sacar lo mejor de ti y serás la mejor amante del mundo. La sexualidad, al igual que muchos otros placeres, mejora con el estudio y la práctica.

Clases de sexo entre lujo y erotismo | elmundo.es

Que excelente tienda, ojalá tuviéramos una así en nuestra ciudad y que cada vez seamos más personas las que disfrutemos, vivamos y sintamos el sexo en pareja sin inhibiciones y con mucha sensualidad y erotismo.

Clases de sexo entre lujo y erotismo | elmundo.es.

Los sonidos que excitan a las mujeres

El camino más corto para llegar a nosotras las mujeres es a través de nuestro oído, el hombre que aprende y sabe como conquistarnos, con frases tiernas, sensuales y cargadas de erotismo puede conquistar el mundo.

Los sonidos que excitan a las mujeres.

Un Mensaje a Media Mañana

Un Mensaje a Media MañanaA cualquier hora del día envíale un mensaje a tu novio con una descarga sutil de erotismo, dile con frases insinuantes, expresiones tiernas y sensuales toda la excitación y la ansiedad que despierta él en ti. Escribe el mensaje de acuerdo a la personalidad de tu pareja y a la relación que tengas con él, si recién lo estás conquistando, tu mensaje debe ser provocativo sin ser demasiado insinuante, si tienes una consolidada relación de pareja y no estás acostumbrada a sorprenderlo de esta manera, debes procurar ser sutil y delicada al inicio, poco a poco lo irás involucrando en tu juego de seducción y cuando lo tengas atrapado, no te contengas, dile crudamente cuanto lo deseas y que no puedes esperar para tenerlo a tu lado haciéndole el amor. Dile lo caliente que te pones al pensar en él y en esas maravillosas noches de sexo frenético, se lo más explícita en lo que le dices, recuérdale aquel baile sensual , lo que hacen en la ducha juntos o aquel primer sexo oral que le diste y que tanto le gustó.

Con mucha frecuencia, las veces que le escribo a mi novio diciéndole las cosas que le quiero hacer me excito tanto que lo llamo a su trabajo y me masturbo en el teléfono, me fascina saber que él se encuentra del otro lado, ardiente de deseos, mientras me escucha gemir pensando en él.  Me excita mucho más oír su voz diciéndome las cosas que me haría en ese momento y generalmente este juego me produce orgasmos muy intensos.

Así que ya lo sabes, sorpréndelo, provócalo, excítalo, estoy segura que lo tendrás pensando el resto del día en ti y en la noche verás los resultados.

A podar el arbusto

A podar el arbustoNo solo tus piernas deben estar perfectamente depiladas y suaves al tacto.  Aunque es cuestión de gustos y no puede generalizarse, casi podríamos considerar que por consenso masculino es mucho más sensual un pubis minuciosamente depilado, que frondoso y descuidado, pero como en el sexo todo es valido, lo más importante es que tú te sientas bien con la apariencia de tu pubis y lo luzcas como quieras.

Si no te apetece, no tienes tiempo para depilar y afeitar tu pubis, o simplemente algún día olvidaste hacerlo, conviértelo en un instrumento erótico. Ahí esta tu vello, es la naturaleza, ¿por que no aprovecharlo. Hazle cosquilla por todo su cuerpo acariciándolo con tus mechones ensortijados o dirige sus manos entre tu frondoso Monte de Venus e invítalo a que deslice sus dedos entre tu vello púbico. Sobre todo no te avergüences de tu aspecto; ellos son mucho mas compresivos con los fallos depilatorios de las mujeres de lo que ellas creen. Tu peor error puede ser estar tan preocupada de que note tus zonas no impecables que te olvidas de disfrutar o incluso, lo apartes del sitio, imperdonable! El sexo y la vergüenza están reñidos!.

Para las que prefieren mantener el pubis despoblado, pueden dedicarse a acicalarlo, hay infinidad de posibilidades creativas y sensuales. A cualquier hombre le encantara que en cada encuentro lujurioso lo sorprendas con un estilo diferente. Puedes hacerte cortes en forma de pequeños triángulos, dejarse tan solo una delgada línea de vello, depilando por completo o hasta teñirlo, solo es cuestión de estilo. Pide a tu pareja que te ayude si te da miedo hacerlo sola y lastimarte.

Si tu novio o esposo es uno de esos hombres que adoran ver tu pubis vanidosamente depilado, puedes aprovechar la situación y comenzar un divertido juego preliminar. Pídele que te ayude a cambiar el “look” de tu zona genital. Dale la libertad de elegir formas y estilos, invítalo a que se inspire y se divierta, y seguramente la sesión de estilismo terminara en una ardiente explosión de sexo.

Perfumes y Aromas

Perfumes y FraganciasEl cuerpo y la mente son las armas de seducción más importantes con las que contamos las mujeres para hacerle perder la razón a cualquier hombre, pero aquí no termina nuestro arsenal de sensualidad ya que tenemos muchas otras armas ocultas.  El olfato es una de las grandes debilidades masculinas, aunque algunos no son conscientes de ello, sugestionarlo sexualmente da muy buenos resultados, además de ser muy divertido.

Existen varias posibilidades de atacar dulcemente a un hombre por su sentido del olfato. Del mismo modo que sucede con el sexo, es cuestión de elección y creatividad. Puedes utilizar la magia de muchos tipos de flores, plantas y maderas aromáticas o simplemente, los olores naturales que expelen las sustancias químicas producidas por ciertas partes de organismo, lo más recomendable es que combines esos olores corporales con aceites y perfumes, estarás más segura usando un poco de un exquisito perfume elegido por ti, aunque deberás usarlo con discreción, sin ocultar tu propio olor. Otra solución es recurrir a productos naturales y comprar cremas hidrantes para el cuerpo, si te la aplicas después de la ducha olerás delicadamente a fresa, vainilla, manzana o cualquier aroma que escojas.

Hay hombres que no toleran el perfume, y hay otros que no soportan los olores corporales. Intenta averiguar a que tipo corresponde tu pareja, pero ten en cuenta que si a un hombre le desagrada tu olor, difícilmente el sexo entre los dos funcionara. Y al revés, si te crispa su olor es porque la química entre ustedes dos no es ideal.

Prueba poner algo de perfume en tu ombligo. Si un hombre esta besando tu abdomen y de pronto se encuentra con la sorpresa  de un aroma seductor, aumentara sus deseos de devorarte. También puedes poner algunas gotas de aceite aromatizados en las sabanas de tu cama o encender algún incienso o quemar aceite de esencias en un especiero para crear un ambiente sensual y provocativo. Nada de ambientadores, su perfume suele ser vulgar.

Los puntos clásicos para perfumarse son detrás de las orejas, en las muñecas, entre los senos, detrás de la nuca, detrás de las rodillas, etc., hay mujeres que incluso echan unas gotas de perfume en su ropa interior para que su olor permanezca con ellas durante más tiempo.

Conócete, Mírate, Acaríciate

Tú eres la primera persona que debe familiarizarse con tu propio cuerpo, conocer las caricias que más te excitan y tus zonas más sensibles, es la mejor manera de gozar al máximo tu vida sexual y hacerla mas variada. Para saber que es lo que más te gusta o descubrir nuevas sensaciones y posibilidades de placer, tienes que explorar cada rincón de tu cuerpo sin prejuicios ni temores.

Desvístete y ponte frente a un espejo, investiga objetivamente cada centímetro de cuerpo sin caer en la autocrítica destructiva. Observa las suaves pendientes de tus senos, detalla el color y la textura de tus pezones, mira las curvas que dibujan tu cintura y tus caderas, la rectitud de tus piernas y la disimulada ondulación de tu abdomen.

Después de mirar, tócate.  Roza tus caderas, abdomen y pecho con las yemas de los dedos. Recorre tu cuerpo y pon atención a las reacciones de cada zona ante diferentes caricias. Descubre que caricias sientes mejor, cuales te relajan y cuales te excitan más.  Date un masaje, pon tus dedos sobre tus senos y suavemente presiona haciendo movimientos circulares.  Juega con ellos, apriétalos y rózalos con tus dedos.  Siente como tu piel se eriza y tus pezones se van poniendo más firmes. Imagina el placer de tu novio o esposo viendo las reacciones de tu cuerpo, piensa en la forma en que te gustaría que él te tocara.

Explora tus genitales, observa sus texturas y colores. Siente tu pubis, tu clítoris y tus labios vaginales, te sorprenderá ver como cambian sus tamaños y colores según tu posición y grado de excitación. No te detengas, continua jugueteando con tus dedos hasta encontrar tu vagina y siente la calidez de su interior.

Introduce un dedo en tu vagina, tensa los músculos internos y siente la presión que ejerce sobre tu dedo, experimentaras la misma sensación que siente un hombre cuando su pene esta dentro de ti. Introduce y saca tu dedo con diferentes ritmos y frecuencias. Se inventiva, supón que tu dedo es un pene y juguetea. Descubrirás una inmensidad de placeres.

Prueba diferentes formas de acariciar tu clítoris. Inténtalo con suavidad, con movimientos rápidos, presión, ligereza, rapidez y lentitud. Combina los masajes en tus pechos con los movimientos dactilares dentro de tu vagina.  Acaricia tu clítoris con el dedo pulgar mientras presionas el dedo índice dentro de tu vagina, intenta cuantas combinaciones de caricias y ritmos se te ocurre. Descubrirás infinidad de caminos para llegar al orgasmo: cortos, rápidos, sensuales o explosivos.

Muchas mujeres sienten vergüenza o piensan que no es natural masturbarse y no entienden la importancia del placer en solitario.  La masturbación no solo relaja y produce placer, también ejercita los músculos necesarios a la hora de hacer el amor y ayuda a descubrir sensaciones que ni imaginas que existen.  Masturbarse es la mejor manera de detectar tus zonas erógenas, conocer tus preferencias sexuales y acostumbrar tu cuerpo a gozar.  Cuanto mas creativa y aventurera seas explorando y tocando tu cuerpo, más estimularas tu libido y mas amplio será tu margen de placer, un placer que te debes a ti misma y una forma de llegar al orgasmo que más del 50% de las mujeres nunca ha experimentado.  Consiéntete, mímate y atrévete, nadie mejor que tú para entender lo que tu cuerpo necesita.

BBC Mundo – Noticias – La belleza está en el cerebro del que mira

Un Masaje Muy Original

Los pies son la parte de nuestro cuerpo que mas maltratamos, nos limitamos a ponerles un par de zapatos cada día y solo nos acordamos de ellos cuando nos duelen o están cansados tras una larga caminata.  Como ya lo he comentado en anteriores publicaciones, los pies pueden ser un excelente medio de dar y recibir placer de muchas formas inimaginables debido a su natural sensibilidad.

Una de las más excitantes actividades que puedes hacer con tus pies a la hora de hacer el amor, es darle a tu pareja un relajante y estimulante masaje después de un baño juntos.   Busca una posición cómoda en la que puedas recorrer la mayor parte de su cuerpo con tus pies, generalmente sentados uno frente a otro es la mejor posición y desde la cual puedes tener una espectacular perspectiva de toda la acción.  Comienza lentamente abriendo tus piernas y acariciando su pecho, sus hombros y su abdomen muy delicadamente con la punta de tus pies, recorre con ellos suavemente su cuerpo y observa sus reacciones para saber donde poner más énfasis, deja que el te mire desnuda mientras lo acaricias, inventa los planos más eróticos que se te puedan ocurrir para seducirlo con tu masaje.  Haz que se recueste un poco y empieza a acariciar muy delicadamente sus genitales con tus pies, atrapa sensualmente su pene con los dedos de tus pies, júntalos y empieza a masturbarlo.  Dependiendo de la práctica y la fuerza de tus piernas y tu abdomen, puedes mastúrbarte tu también ya que tus manos están totalmente libres.  Deja que él vea toda la escena, sigue así tanto como él y tu lo deseen, no te detengas y hazlo alcanzar la gloria.

Cuerpo Sano, Mejor Sexualidad

Mantenerse en forma no tiene que ver con la obsesión de lograr una figura escultural o volverte anoréxica haciendo dietas extravagantes, significa mantener una adecuada rutina diaria de ejercicios físicos acompañados de una dieta balanceada, de tal manera que te hagan sentir bien, mantengas tu salud y por supuesto mejores tu vida sexual. Tu salud está directamente relacionada con tu sexualidad y es sumamente importante en la relación con tu pareja, si tu cuerpo no se siente bien, afectará significativamente tu vida sexual.

Cuando haces el amor tu ritmo cardíaco y tu presión sanguínea aumenta tal como si estuvieras haciendo cualquier actividad que requiere buen estado físico.  Muchas posiciones sexuales requieren elasticidad, y el acto sexual prolongado necesita resistencia muscular y respiratoria.  Esto significa que para hacer el amor de forma satisfactoria tienes que procurar que tu estado físico sea capaz de mantener el ritmo y te permita gozar de largas e intensas horas de placer sin perder el interés por culpa del cansancio.

El ejercicio físico no solo te ayuda a estar en forma, también beneficia tu autoestima, activa las glándulas cerebrales de la felicidad y aumenta los niveles de testosteronas, que es la hormona regulador del apetito sexual, una combinación irresistible tanto para ti como para él.  Son preferibles los ejercicios cardiovasculares a los de fuerza y resistencia como las pesas, sobretodo si quieres perder esas libras de más.  Media hora de caminata al día, ciclismo, natación, o el deporte que más te guste son suficientes para lograr un aceptable estado físico, a lo que debes acompañar con una dieta baja en sal, carbohidratos, carnes rojas y muchas frutas y vegetales así como 2 litros de agua al día.  Ya sabes, aprovecha al máximo los beneficios que la dieta y ejercicio físico puede aportarte especialmente en las noches al cerrar la puerta de tu habitación.