Archivos Mensuales: agosto 2011

Mejora tu técnica

mejora tu técnicaEl mejor sexo oral necesita de una buena preparación, al principio es normal cometer algunos desatinos, pero con un poco de práctica y experiencia, puedes ofrecer a tu pareja una forma de estimularlo que difícilmente podrá olvidar.  Primero debes saber que el sexo oral empieza por los ojos, mira desnudo a tu hombre y deléitate con su cuerpo, un breve y repentino masaje en su torso o sus piernas ayuda a crear un ambiente más relajado para ambos.  Estimula la parte más erógena de su cuerpo, su mente, dile lo provocativo que está, cuanto te excita su miembro, su textura, forma y sabor.  Prepárate para servirte tu golosina favorita.

Acaricia delicadamente su pene y sus testículos, si no lo está ya, la erección es instantánea.  Lame el glande y recorre con tu lengua el canalillo que baja a lo largo de la parte interior de su pene hasta la base, luego vuelve a subir lamiendo sensualmente. Acaricia con la punta de la lengua el limite que hay entre la punta y el resto del pene, lame primero y utiliza tu lengua lo más que puedas. Acaricia su abdomen, la entre pierna o cualquiera punto erógeno que le guste, observa sus reacciones y pon énfasis en las caricias que más le gustan. Será un cúmulo de sensaciones agradables que potenciaran el placer de tu pareja.

Cuando estés lista para mamar, imagina que tu boca es una cálida y húmeda vagina. Cubre el filo de tus dientes con los labios para no lastimarlo y desliza su pene lentamente dentro de tu boca. Haz que el pene descanse sobre tu lengua dando un poco de presión con ella, mueve tu cabeza de arriba hacia abajo ritmicamente succionando su miembro. Acelera poco a poco los movimientos de tu cabeza simulando una penetración vaginal.  Dependiendo del tamaño y de tus deseos, puedes intentar una penetración total y meter todo su pene en tu boca.  Colócate en una posición como si estuvieras de pie viendo hacia arriba para que tu garganta tenga más apertura.  Empieza centímetro a centímetro y con un poco de práctica, conseguirás introducirlo cada vez más.  Si te resulta incómodo, introdúcelo hasta donde puedas, no importa si no lo puedes hacer completamente, deja que él tenga la sensación de que así es y de que eres una chica golosa que disfruta de su virilidad.

Agarra con una mano la base del pene y muévelo de arriba hacia abajo al mismo tiempo que chupas, la boca y la mano deben deben estar sincronizadas, con tu otra mano acaricia sus testículos.  Deja de chupar un poco y lame sus genitales, chúpalos con mucha delicadeza.  Vuelve a chupar su pene y repite el ciclo.  Si quieres triplicar su placer, menea tu lengua por todo el pene y trata de insertarla en la hendidura del glande, es simplemente delicioso.  También puedes lamer su ano o inclusive penetrarlo con uno de tus dedos para estimular la próstata, ten mucho cuidado si no has hecho eso nunca con tu novio ya que es una parte sagrada para ellos.

Al final sabrás cuando ya esté listo para eyacular porque sentirás leves contracciones musculares en su abdomen y los músculos interiores de sus piernas.  Puedes recibir el semen en tu boca o acercar tus senos y bañarlos en su esperma.  Sigue masturbándolo hasta que termine de eyacular y poco a poco baja la intensidad de tus masajes hasta que él te de señales de dejar de tocarlo.  La mayoría de hombres se vuelven muy sensibles después de eyacular así que no lo toques, acaricies o beses, solo contémplalo y dile que lo disfrutaste tanto como él y que no esperas el momento para volverlo a hacer.

Yupiiiiiiii jejeje

Anuncios

Dulce néctar, no lo rechaces

Desde épocas ancestrales el sexo oral de la mujer hacia el hombre es tal vez una de las actividades sexuales más practicadas por las parejas, la gran mayoría de mujeres coincidimos lo satisfactorio que nos resulta brindar placer de esta forma a nuestra pareja, y no se diga ellos, ya que no creo que exista algún hombre en el mundo que se queje al respecto.  El sexo oral puede ser practicado como preparativo antes del coito, o como alternativa a este, en situaciones y lugares en las que la pareja esté deseosa de hacerlo.  En ese sentido, seguramente te has encontrado en la disyuntiva de receptar o no su esperma en tu boca, si todavía no te has decidido a hacerlo, y aunque te resulte extraño o desagradable, recibir el fruto de su orgasmo en tu boca es de lo más sexy que puedes hacer por tu hombre y no hay mejor forma de culminar el placer que le das, que de esa manera.

Si la idea de tragar semen te horroriza, piensa que es un fluido natural, completamente inofensivo para la salud y compuesto por un gran porcentaje de proteínas y azúcar. Un hombre puede eyacular aproximadamente 1 ó 2 cucharadas de semen en cada orgasmo, cuya composición es ligeramente espesa y tibia y su sabor no es desagradable.  Si estás decidida a tener ese detalle romántico, sensual e intimo con tu novio o esposo, asegúrate de hacerlo con plena confianza y seguridad de que tanto tú como tu pareja lo disfrutarán.  No lo hagas inesperadamente porque podrías experimentar nauseas, y él podría interpretar tu reacción como una señal de rechazo creando en ambos una imagen negativa del momento.  Puedes empezar previamente, probando unas cuantas gotas de semen que quedan en tu cuerpo o en el suyo después de hacer el amor, habla con tu pareja al respecto y coméntale tus sensaciones al probar su esperma, puedes sugerirle que mejore su dieta omitiendo carnes rojas y comiendo más frutas y vegetales para mejorar su sabor dulce.  Conforme te vayas familiarizando con su semen, te sentirás con más confianza para receptar toda una carga orgásmica y después no vas a querer desaprovechar ninguna oportunidad que tengas para hacerlo.  En lo personal, no voy a negar que al principio tuve algunos problemas para tragar el semen de mi novio, pero poco a poco me fue gustando más su sabor y ahora disfruto cada vez que lo hago.  Es placentero poder ofrecerle sexo oral a Nacho en lugares poco habituales como el carro, el baño de un centro comercial o una playa solitaria, sin preocuparse de la incomodidad que genera el semen en estos lugares.

Si luego de haberlo probado varias veces definitivamente te sientes incapaz de tragar su semen, no lo rechaces completamente, es la culminación explosiva de su orgasmo y debes valorar lo que él te ofrece.  Antes de que eyacule retira discretamente su pene de tu boca y mastúrbalo con firmeza, siente como expulsa semen de su miembro y este se esparce por tus manos, acerca tus senos y deja que reciban una parte también.  Si lo haces con naturalidad, entrega y mucha pasión, él entenderá que, aun cuando no estés lista todavía a tragar su néctar de vida, disfrutas intensamente al igual que él cuando tiene un orgasmo.

El mañanero, ficción o realidad? (continuación)

A un amigo le gustó mi publicación “El mañanero, ficción o realidad?” en la que menciono 5 desventajas del sexo por las mañanas, pero me pidió que destaque también las ventajas y lo positivo del caso, así que con mucho cariño le dedico a él esta publicación.

El sexo a cualquier hora del día es bueno, pero considero que hacerlo por las mañanas tiene las siguientes ventajas:

1. Ejercicio.  Hacer el amor durante 15 ó 20 minutos de manera intensa, es un ejercicio cardiovascular que permite quemar alrededor de 300 calorías.  ¿Hay alguna forma más reconfortante de hacer ejercicio por las mañanas?

2. Alegría.  El sexo levanta tu autoestima, te hace sentir más bella y radiante y es el mejor aliado a tu buen humor.  Todas estas características hacen que tu día en la oficina sea mucho más agradable.

3. Concentración.  Has podido trabajar cuando te quedaste con ganas de sexo en las mañanas? Es mejor quitarse las ganas al despertarse y trabajar tranquila durante el día; o por lo menos hasta la hora de almuerzo.

4. Dieta.  Una de las recomendaciones para bajar de peso es no saltarse el desayuno, muchos no desayunan en las mañanas por el apuro de llegar al trabajo.  El sexo abre tu apetito y te anima a que desayunes saludablemente antes de empezar la jornada.

5. Reconciliación.  Esas diferencias que no pudieron ser arregladas en la noche, de seguro serán solucionadas frenéticamente en la mañana.

En fin son solo algunas ventajas y cada pareja tendrá muchas más razones para empezar el día con un mambo horizontal.

Espero haber contestado tus inquietudes mi querido Marlon.

Besos

El mañanero, ficción o realidad?

El mañanero, ficción o realidadAl hablar de los beneficios del famoso “mañanero”, o sexo apenas te levantas, como uno de los momentos más oportunos para hacer el amor, muchos consideran que no hay mejor manera de empezar la jornada que abrir los ojos y ponerse a bailar con la música de los 3 parajitos cantando en la ventana, y aunque los beneficios del sexo son muy similares ya sea en la mañana, tarde o noche, me he permitido hacer una recopilación de 5 desventajas con las que muchas parejas se podrían encontrar:

1. El corre corre.  El sexo requiere paciencia y tiempo para enfrascarse en juegos sexuales que estimulen los sentidos, de lunes a viernes el reloj corre más rápido en mañanas antes de ir a trabajar.

2. Belleza al natural.  Olvídense de las fotos de revistas o películas en las que se ven parejas en la cama por las mañanas bien arregladas y atractivas, las personas nos despertamos y no somos precisamente modelos de la revista People, el pelo, la piel, el sudor natural en las noches y hasta nuestro aliento, conspiran en contra nuestra.

3. El dulce de las sábanas.  Es muy extraño que ambos abran los ojos al mismo tiempo y estén listos para el sexo, generalmente uno quiere y el otro está en la etapa de “5 minutos más”.

4. La falta de concentración. Es innato, nos despertamos y nuestra mente, descansada y relajada, empieza a pensar en todas las cosas que tenemos que hacer durante el día.

5. Las interrupciones.  Los niños, dulces e inocentes, abren los ojos y buscan el cuarto de papá y mamá para el primer abrazo del día.  No se diga también las mascotas, o la abuela llamando por teléfono.

Por supuesto que estas, o cualquier otra, son solo escusas a la hora de hacer el amor, y podrían ser razones suficientes para que esta aventura en las mañanas no sea tan placentera como se cree.  Muchas parejas prefieren la tranquilidad de la noche para dar rienda suelta a toda su sexualidad y erotismo, en la noche hay más tiempo, predisposición y menos factores que evitan que los amantes se relajen y les permitan disfrutar más del momento juntos, en todo caso la pareja tiene la última palabra, porque para el sexo, cualquier hora del día es buena.

Tú quieres, él no

Tú quieres, el noEs muy común escuchar en distintos círculos sociales que la apatía sexual es frecuente en nosotras las mujeres, muchas veces el estrés cotidiano, un malestar físico o simplemente porque no estamos animadas, hacen que no deseemos tener contacto sexual con nuestra pareja.  La mayoría de hombres en la actualidad son muy comprensivos y dulces en ese sentido y saben perfectamente que nuestro organismo es muy distinto al de ellos, y que nuestro apetito y deseo sexual no puede despertar si no nos sentimos, en todo aspecto, listas y predispuestas.

En ocasiones, por mi profesión de psicóloga, me preguntan también por el caso contrario, cuando la apatía sexual se manifiesta con más frecuencia en el hombre que en la mujer, y la respuesta es muy similar.  A pesar de que en el caso masculino la predisposición al sexo es casi una constante las 24 horas, un mal día en la oficina, cansancio mental o físico, o simplemente porque la película o el partido de futbol está muy interesante, pueden provocar en él una respuesta negativa.  Estas situaciones, comprensibles desde todo punto de vista, son absolutamente normales también para él y mal puedes hacer en tomarlo a manera personal reaccionando con enojo o con preguntas cliché como ¿Ya no te gusto? o ¿Por qué estás así conmigo?, cuando lo único que él quiere en ese momento es un poco de espacio.

Así como él lo es contigo, tú también debes ser muy comprensiva con él.  Si decides hacerlo cambiar de parecer, utiliza tu astucia femenina para situaciones como esas, tal vez sea un buen momento de tomar un largo y relajante baño, cepillar tu pelo, usar tu mejor perfume, pasearte desnuda por la habitación de forma insinuante, probarte esa nueva lencería que compraste dejando entre abierta la puerta del closet para que despierte en él su morbo voyerista.  Algo que nunca me falla con mi novio es empezar a acariciarme delante de él, pero claro, tácticas como estas dependen de la relación que tengas con tu pareja.  Simula que no lo tomas en cuenta y que lo ignoras y verás que ningún partido de fútbol puede superar tus instintos naturales de seducción.  Si aun así no consigues tu objetivo, no te frustres, no pienses que es tu culpa, no lo es, es parte de la convivencia en pareja.

La apatía sexual depende de muchos factores que en su gran mayoría son esporádicos, temporales y comprensibles.  Cuando se vuelve un tema frecuente requiere comunicación y diálogo profundo para encontrar soluciones que pueden llegar inclusive hasta la ayuda profesional.

¿Influye la alimentación en el tamaño del pene? –  MSN Estilo de Vida | MSN Latinoamérica

Chicos, no se frustren ni se rompan la cabeza pensando en esto, no es el tamaño del bate lo que más nos importa a las mujeres, sino cuantos jonrones puedan dar.  JE JE.  Besos 😉

¿Influye la alimentación en el tamaño del pene? –  MSN Estilo de Vida | MSN Latinoamérica.

Buen sexo, sin amor?

Buen sexo, sin amorEl sexo es una de las mejores formas de pasarlo bien en pareja, reafirmar la intimidad y expresar los sentimientos. El sexo es inevitable cuando hay amor y es necesario para construir una relación estable y placentera, pero no significa que para disfrutar de buen sexo, las parejas deban estar enamoradas.

Muchas mujeres hemos experimentado en algún momento de nuestras vidas un vacío por dentro después de hacer el amor, tal vez esperando de él algo más, algo que no tiene y por ende no nos puede dar. Todas las mujeres sabemos distinguir en nuestros corazones cuando el amor y el deseo van juntos o cuando estos siguen sendas distintas, pero a veces, debilitadas por el amor o por capricho, nos engañamos a nosotras mismas y queremos forzar a nuestra pareja a que sienta amor de la misma forma que nosotras sentimos, y pretendemos enredarlos con la más fácil y equivocada de todas las tácticas femeninas, el sexo.  Si te decides a tener sexo con ese hombre que tanto te gusta, que es tu amigo y que lo conoces bien, tenlo porque lo deseas realmente, no porque pienses que es una forma de conquistarlo. Disfruta y vive el sexo de manera personal y no dejes que nadie te diga lo que tienes que hacer.  Enciende todo tu ardor de mujer para él, pero principalmente por ti, porque eres potencialmente un volcán sexual y te mereces ese o cualquier hombre que quieras.  Si ese maravilloso encuentro despierta en él más que un sentimiento de amistad, se recíproca y corresponde poco a poco a su amor, o sino se sincera y guíalo para que la amistad entre ustedes se fortalezca de muchas otras formas posibles.

Esto no quiere decir, de ninguna manera, que esté fomentando algún tipo de promiscuidad o libertinaje entre las personas o que apruebe una relación con una persona ya comprometida con otra.  En la medida de lo posible se deben lograr relaciones monogámicas basadas en el amor libre y recíproco antes que en el sexo.  Tampoco estoy fomentando la irresponsable práctica de sexo con cualquier desconocido solo por satisfacción personal, lo cual aparte de ser muy peligroso para tu salud, te acerca más hacia tus instintos animales, más que al raciocinio que te debe caracterizar como ser humano.

Muchas personas confunden las palabras sexo y amor pensando que no puede existir la una sin la otra, lo cual es completamente falso. Puede existir el más puro amor entre una pareja sin llegar a tener sexo, ejemplo de ello son los ancianos que después de muchos años siguen amándose como el primer día, o las parejas de jóvenes que se aman, pero por razones religiosas no practican sexo hasta el matrimonio, de la misma manera, el sexo casual entre un hombre y una mujer puede llegar a ser muy satisfactorio y placentero, aun cuando ellos no estén enamorados. En cualquiera de los casos, la comunicación, el respeto y la comprensión, son los factores fundamentales de la relación para alcanzar un norte común. Si ambos deciden enamorarse, que sea una puerta que cruzan juntos, y si ambos deciden mantener solo una fructífera y excitante relación de sexo casual entre amigos, que sea también de mutuo acuerdo y entendiendo las reglas de este juego, que puede resultar peligroso, ya que cuando el amor existe sólo de manera unilateral, la relación no puede continuar.  No se puede forzar ni exigir amor a nadie ya que el amor es vida, y como vida debe buscar la forma de nacer y florecer espontánea y libremente.

Nuestra inteligencia y nuestra madurez sexual y emocional nos debe hacer comprender que puede existir sexo casual entre un hombre y una mujer que se estiman, se aprecian y se respetan como amigos pero a su vez se atraen, se comprenden y se complementan sexualmente, a través de sentimientos positivos y humanos, no necesariamente asociados al amor.